Seguinos en las redes:

Viernes 30/09/2022
X
Actualidad

22/09/2022

Millonario robo a metros de la custodia del Jefe de Gabinete, Juan Manzur

Un sepelio en el cementerio Israelita ubicado en Villa 9 de Julio, contaba con la presencia del el jefe de gabinete Juan Manzur y otras personas, cuando a menos de 150 metros un rompevidrios robaba elementos del vehículo de uno de los allegados al difunto. Se montó un operativo en busca de los delincuentes, pero no se los pudo atrapar.

El hecho causó conmoción, porque en el lugar estaba la custodia del funcionario nacional y gobernador en uso de licencia. Además, testigos indicaron que habría habido una ronda policial en las inmediaciones. En cierta forma, el lugar estaba protegido, sobre todo el sector de acceso al cementerio, por avenida Juan B. Justo al 2.300.

Según el relato de la víctima había estacionado su camioneta Hyundai a la vuelta, en Warnes primera cuadra. El robo se produjo entre las 18 y las 19 de ayer, mientras se desarrollaba la ceremonia.

Según la denuncia que radicó el rabino Manuel Levy, del vehículo sustrajeron bolsos y mochilas, que en total contenían: U$S 3.000, 150 euros, $90.000, documentaciones, celulares, llaves de domicilios, perfumes, una notebook, un filacterias y algunas herramientas. En la presentación judicial se aclaró que la camioneta dañada es propiedad de la Asociación Israelita Argentina Tzeire Agudath Jabad.

La palabra del Ministro de Seguridad


En una entrevista brindada al diario La Gaceta, el ministro de Seguridad, Eugenio Agüero Gamboa dijo "Normalmente la Policía Federal está encargada de custodiar al Jefe de Gabinete Juan Manzur. Eso no significa que la Policía también los colabore en algunos momentos. Normalmente son guardias mixtas”, señaló

Agüero Gamboa también dijo que normalmente se destinan entre cuatro y seis efectivos para custodiar al gobernador en uso de licencia. “Estimo que en el momento que ocurrió debería haber estado acompañado por lo menos por cuatro efectivos”, indicó el funcionario.

El ministro de Seguridad consideró que, según las normas internacionales, los custodios no deberían haber intervenido en el hecho. “Su función es proteger a la persona a la que le designaron. Una situación como la sucedida ayer puede ser una distracción para atacar al funcionario que deben estar cuidando”, comentó Agüero Gamboa.